Pájara limpia a fondo sus zonas turísticas

15 Abr 2013

Rosa Cabrera: «La percepción es una de las claves sobre las que trabajamos para hacer de la estancia de nuestros visitantes una experiencia inolvidable».
Farés Sosa: «El cuidado del medio ambiente es prioritario para la continuidad de muchas actividades que generan empleo en nuestro municipio»

El Ayuntamiento de Pájara ha iniciado una intensa campaña de limpieza en los accesos a las playas y las zonas turísticas. Las batidas por estos espacios se prolongarán durante cuatro semanas e implica a personal coordinado de las concejalías de Turismo y Medio Ambiente. Con este trabajo de campo «mejoramos la buena imagen turística del municipio y su proyección exterior: el boca a boca de los turistas a su regreso a casa es clave».


La concejala de Turismo, Rosa Bella Cabrera, señala que «la percepción que recibe un turista del entorno de sus vacaciones será determinante en la valoración de su estancia. Por eso trabajamos sobre claves -tangibles como la limpieza y el cuidado del entorno o intangibles como la amabilidad y simpatía en los servicios turísticos- que conviertan la estancia de un visitante en una experiencia inolvidable».

El concejal de Medio Ambiente, Farés Sosa, explica que la colaboración y coordinación entre ambas áreas municipales es una política «necesaria y útil». «El cuidado del medio ambiente de nuestro municipio es prioritario no sólo desde un punto de vista conservacionista, sino también económico. Muchas actividades generadoras de empleo dependen directamente de la calidad del entorno natural donde se desarrollan».


En este sentido, las concejalías de Turismo y Medio Ambiente han puesto en marcha una campaña de limpieza intensiva en los accesos a las playas y en las zonas turísticas que tendrá una duración de cuatro semanas. El objetivo es retirar los objetos extraños que perturban la belleza natural de los parajes turísticos de Pájara para devolverle sus valores originales acordes con la imagen exterior del municipio.

Esta primera campaña de cuatro semanas está centrada en las zonas turísticas de Costa Calma y Esquinzo-Butihondo. Así, se trabaja desde hace unos días en las áreas urbanizadas próximas al litoral y en sus alrededores, ya que es en estos puntos no urbanizados limítrofes a los establecimientos hoteleros –habituales zonas de paso de turistas y accesos a playas- donde el viento acumula objetos extraños.

Más concretamente, las cuadrillas de limpieza se centran en los accesos a las playas de Granillo (en Matas Blancas), la carretera de conexión entre Costa Calma y el Hotel Los Gorriones (espacio que este verano, entre el 19 de julio y el 3 de agosto, acoge nuevamente la celebración del Mundial de Windsurf y Kiteboarding de Fuerteventura) y los distintos accesos a las playas que se suceden en todo su litoral.


Otras acciones contempladas son la limpieza de la carretera entre el Risco del Paso y Los Canarios, la carretera antigua entre el Mirador del Risco del Paso y la zona turística de Esquinzo, y el acceso a esta playa.

Además, se incluye la limpieza del sendero entre el Robinson Esquinzo y el Aldiana, los accesos y alrededores de la playa junto al Aldiana y al Iberostar y la intervención de limpieza y mejora de los alrededores del Barceló.

«Invertir tiempo y recursos del Ayuntamiento en limpieza y cuidado del entorno medioambiental de las zonas turísticas es ganar en imagen exterior, vitalidad económica y empleo para Pájara», concluyen los concejales Cabrera y Sosa.